Cómo saber si un coche tiene cargas

Descubre todo sobre un coche de segunda mano antes de comprarlo.

Una duda lógica para cualquier comprador de coches de segunda mano consiste en preguntarse por las cargas que la unidad pudiera tener en su historial.

Entendiendo por cargas a todas las obligaciones que puedan pesar sobre el coche de segunda mano, tanto comerciales como legales o administrativas.

Estas cargas podrían ser sumas pendientes de pago por transacciones anteriores, deudas por multas o impuestos impagos, deudas registrales, embargos judiciales, apremios, gravámenes y en general requerimientos de pago de cualquier naturaleza justificada, a los cuales están más predispuestos los coches de segunda mano.

Si no se tiene certeza sobre esto, el comprador de coches de segunda mano puede terminar pagando sobreprecios impensados o verse involucrado en alguna serie de trámites interminables para sanear su posesión y dominio legal sobre el vehículo.

Cómo consultar las cargas sobre el coche

Un buen consejo es el de solicitar informes ante la Dirección General de Tráfico (DGT) y en los Registros de Propiedad de los Bienes Muebles, previo a concretar la operación de compra del coche de segunda mano para conocer su estado de cuentas patrimonial y fiscal.

La información genérica se puede obtener de manera sencilla y gratuita, incluso con la opción de hacerlo de manera online por Internet.

Cuando se trata de requerir información más detallada o específica sobre el coche de segunda mano se debe recurrir a informes que se brindan con cargo y a pedido del interesado, por sumas que rondan en tasas de € 8 a € 10.

Estos informes específicos posibilitan controlar la titularidad del vehículo, su situación administrativa fiscal, las cargas de todo tipo que puedan apremiar al coche de segunda mano, sus datos técnicos, la vigencia o caducidad de las inspecciones vehiculares (ITV) realizadas y todo otro antecedente de importancia para la sanidad de la transferencia.

PEDIR INFORME EN LA DGT

Tipos de Informes

Generalmente, estos informes oficiales más detallados para un coche de segunda mano se extienden bajo alguna de las siguientes opciones:

  • Completo
  • Datos técnicos
  • Cargas propiamente dichas
  • Vehículos a nombre del interesado
  • Vehículos sin matricular

Con este menú de datos es posible obtener toda la información necesaria para poner a resguardo la buena fe del comprador del coche de segunda mano.

Los informes ante la Dirección General de Tráfico (DGT) se pueden solicitar en forma online accediendo por internet mediante el empleo de certificado digital electrónico (DNI) o por medio de la [email protected] correspondiente.

También se pueden consultar en forma personal en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico, solicitando previamente la entrevista por vía telefónica o por internet. El costo actual de este servicio es de 8,50 euros.

PEDIR INFORME EN LA DGT

Informes completos y detallados

En auxilio de los compradores de coches de segunda mano existen también gestores que realizan el trámite de obtención de los informes detallados, por un costo superior, normalmente entre € 15 y € 25 pero con un grado de detalle mayor ya que anexan otros datos relevados en los organismos de supervisión y control y pueden resultar de máximo interés para el adquirente del vehículo.

Una de esta empresas gestoras es Carfax, que aporta en su relevamiento referencias tales como el número de propietarios anteriores y el uso que le dieron al vehículo, su origen y procedencia, datos del kilometraje completado y desgaste sufrido, todos ellos tendientes a obtener un mejor diagnóstico del estado real del coche de segunda mano.

PEDIR INFORME EN CARFAX

Otro informe complementario imprescindible es el que se puede obtener en el Registro de Bienes Muebles donde constan las prendas o reservas de dominio que eventualmente hubiera efectuado alguna entidad financiera por falta de pago de obligaciones contraídas anteriormente, así como los posibles embargos judiciales o cuotas impagas de contratos de leasing o arrendamiento que involucren al coche de segunda mano.

Es importante consignar que en el Registro de Bienes Muebles se asientan todos los gravámenes existentes sobre el coche de segunda mano.

 Los orígenes de estas cargas sobre el coche de segunda mano pueden ser tales  como embargos dictados por un Juzgado por deudas privadas o comerciales del último titular, originadas en quiebras o insolvencia.

Como también los embargos que pueda trabar Hacienda por falta de pago de multas o impuestos o los que impone la Seguridad Social por incumplimiento de desembolsos de cuota alimentaria en casos de divorcios o familiares a cargo o cualquier otra circunstancia similar.

Con este informe, el comprador del coche de segunda mano puede tener la certeza sobre las cargas que el vehículo pudiera tener, cualquiera fuera su origen.

PEDIR INFORME EN CARFAX

En general puede consultarse a través de una página web de manera gratuita e instantánea, por lo que se trata de un recaudo recomendable y muy especialmente sugerido para transacciones de coches de segunda mano.

Por último, una vez verificada la condición de libre de deudas del coche de segunda mano, es conveniente ocuparse de contratar un buen seguro para estar a cubierto de cualquier contingencia y disfrutar de la compra realizada.

Lee también

subasta-coches

Coches Subastados en Exleasingcar

Uno de los mayores portales de subastas de coches en Europa con más de 250 …

El sitio web www.hugorocha.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web.