Cómo saber si han manipulado el cuenta kilómetros

La forma más fácil de identificar si han manipulado el cuenta kilómetros de un coche de segunda mano.

Toda persona que busca un coche de segunda mano suele tener una legítima duda sobre la veracidad del registro de kilómetros recorridos por el vehículo, tanto como de la cifra respectiva que declara el vendedor.

Se da por descontado que la alteración del kilometraje es técnicamente factible, así con las antiguas tecnologías de instrumental analógico electromecánico como con las modernas de tipo digital.

Estas últimas no parecen haber mejorado la seguridad de la registración frente a los intentos de fraude sino todo lo contrario, los han facilitado. 

Hay organizaciones clandestinas que se dedican a realizar la defraudación y ofrecen esta posibilidad como si se tratara de un servicio para los vendedores inescrupulosos.

Sólo necesitan disponer del software adecuado y una PC para efectuar la operación y, por supuesto, convenir el pago de la tarifa estipulada. 

¿Es posible manipular el cuenta kilómetros?

La propia Federación Internacional del Automóvil (FIA) junto con las entidades nacionales correspondientes en los distintos países, reconocen el problema y emiten advertencias al respecto.

En general, estas instituciones abogan por el endurecimiento de la legislación anti-fraude y una mayor coordinación entre los distintos países para prevenirlo y evitarlo, pero esto no es simple y siempre quedan intersticios sin cubrir para que se cometa el delito.

Los perjuicios para el comprador del coche de segunda mano son evidentes y van desde el sobreprecio injustificado a pagar por la unidad hasta la postergación u omisión de medidas de mantenimiento necesarias una vez adquirida.

A esto se agrega el hecho de sufrir una depreciación superior a la esperada en la inversión realizada, al ser la antigüedad real del automóvil usado mayor que la aparente.

¿Puede un coche nuevo estar manipulado?

Para los fabricantes no parece necesario invertir en el diseño de alguna tecnología inviolable, sobre todo porque su negocio no es la venta de coches de segunda mano sino el de vender automóviles nuevos, que son indiferentes a la manipulación del medidor.

Una alternativa, no siempre disponible para un usuario corriente, es la de contar con el asesoramiento de un técnico mecánico que pueda revisar y evaluar la diferencia entre el kilometraje registrado y el desgaste real de algunos componentes claves del vehículo.

El envejecimiento de los parques automotores, que es consistente con los periodos de crisis económicas, trae aparejado un incremento de este tipo de fraudes, facilitado y alentado por el aumento en el comercio de coches de segunda mano.

Cómo identificar un coche manipulado

Existe una serie de acciones de vigilancia y control que puede desarrollar el usuario adquirente del coche de segunda mano para mejorar la prevención, algunas de las cuales se detallan a continuación:

  • Solicitar toda la información posible del vehículo, por ejemplo el historial de servicio técnico y reparaciones, así como los antecedentes de provisión de repuestos originales y visitas al fabricante.
  • Verificar el desgaste de los dispositivos sometidos a uso más frecuente, para evaluar si es congruente con el kilometraje declarado. Es útil revisar el volante, los pedales, las alfombras de goma y todos los elementos manuales como palancas, manijas y empuñaduras.
  • Otro elemento de diagnóstico importante son los neumáticos, se debe revisar su grado de desgaste, así como también si son los componentes originales o han sido cambiados.
  • Evaluar la coherencia entre el kilometraje declarado y el año de fabricación o venta original del vehículo. Si el kilometraje es menor que el promedio de uso normal (10.000 por año), el vendedor debería justificar ese uso.
  • Un buen recurso, previendo eventuales extremos legales, es solicitar que se incorpore el kilometraje en forma detallada en el boleto de compraventa.
  • Pedir la revisión del coche de segunda mano por parte de un mecánico de confianza, antes de concretar la compra.
  • Cuanto más tentadora y conveniente parezca la operación, actuar con mayor cautela y prudencia.

Conclusión

El RACC, que es el principal Automóvil Club de España, propone una serie de medidas de tipo legal para prevenir y combatir este fraude, básicamente basadas en el intercambio de información y unificación de normativas entre los países de la UE.

 Estas acciones están sustentadas principalmente en el control y la verificación de las características y estado general de conservación del vehículo en comparación con el grado de antigüedad y desgaste que su supuesto recorrido registrado le atribuye.

Puede realizarlas con auxilio de un profesional, lo que resultaría óptimo, pero sino debe llevarlas a cabo personalmente aplicando su mejor criterio y sentido común.

Coches-segunda-mano

7 Mejores Coches De Segunda Mano Por € 500

coche-segunda-mano

¿Cómo Limpiar la Tapicería del Coche Correctamente?