Coches Eléctricos : Guía de Compra

Si deseas comprar un coche eléctrico debes saber cuáles son los mejores. Debes leer este artículo para no equivocarte a la hora de elegir.

La nueva normativa anticontaminación europea no ha hecho más que ofrecernos una nueva realidad, los coches eléctricos, su oferta evoluciona positivamente, poniendo en mercado una extensa y variada gama.

Esta opción se convierte en la favorita para cada vez más conductores, gracias en parte al aumento en el nivel de autonomía, las prestaciones y el precio. Por ponerle una pega, es necesario contar con punto de conexión en el garaje y los trayectos no deben ser superiores a los 300 km, teniendo en cuenta que el kilometraje autónomo puede verse condicionado por la geografía de la zona por la que circule.

La oferta de coches eléctricos se vuelve más atractiva en las grandes ciudades, aquí se convierten en el transporte perfecto. El silencio debido a la inexistencia de un motor de combustión, la agilidad y la ausencia total de humos no son más que puntos a favor y que nos incitan a querer olvidar los coches convencionales de “toda la vida”.

La realidad del coche eléctrico.

Nos vamos a encargar de hacer un estudio entre todos los modelos que están disponibles en el mercado, mostrar las ventajas e inconvenientes de cada uno. Eso sí, primero que nada, deberíamos tener en cuenta unas ideas básicas en caso de una posible compra.

La autonomía con la que actualmente cuentan este tipo de coche es superior a los 300 km, pero no deberíamos dejarnos llevar por cifras cercanas a los 400 – 500 km, aunque son las oficiales.

Con esto queremos decir que es difícil conseguir estas cifras realmente, no solo por el hecho de que no existen numerosos puntos de carga, sino que es necesario bastante tiempo para completar la recarga de las baterías. Lo que complica los viajes a larga distancia, ya que reduce la libertad de conducción.

Por tanto, que sean perfectos para la ciudad, no eliminan las imposibilidades para los trayectos muy largos. Las altas velocidades en autopistas fulminan la autonomía de la batería, sin tener en cuenta que existan pendientes pronunciadas. En ciudad, en cambio, la autonomía es eterna, los kilómetros no parecen restar.

Son descomunales en la circulación urbana, quién los prueba se vuelven de esta condición. Al no contar con embrague ni marchas, el motor se mueve a la vez que las ruedas, la energía se convierte en movimiento automático.

Todo esto dicho, volvemos a la oferta que nos encontramos en el mercado.

Renault Twizy

Empecemos por aclarar, no es un coche, se trata de un cuadriciclo biplaza. Podría recordarnos a un tándem donde el asiento del acompañante es más bien pequeño, más aceptable para niños que para adultos.

Por ahora no cuentan con puerta, se conduce con el carnet de moto pequeña y es totalmente eléctrico. El diseño está orientado únicamente a la circulación urbana.

Lo mejor: El tamaño es el ideal para el estacionamiento en las ciudades y el diseño es muy estético.

Lo mejorable: La autonomía y la calidad se pueden mejorar. La inexistencia de puertas lo hacen menos atractivo al mercado.

Citroën c-Zero

Este modelo es un modelo gemelo al Mitsubushi i-MIEV y al Peugeot iOn. Es de los primerísimos por lo que las calidades, el formato y las prestaciones dejan mucho que desear para lo que ofrece actualmente el mercado.

Lo mejor: El silencio y la ausencia de emisiones.

Lo mejorable: La calidad de un triciclo con el precio de un coche.

Renault ZOE

Este Renault promete una autonomía de 400 km, el diseño de este vehículo eléctrico ya se es más destacable. Cuenta con 5 plazas, maletero más que aceptable y un equipamiento típico.

Lo mejor: Su diseño es alabable con un precio competitivo y autonomía.

Lo mejorable: El tiempo de recarga y el espacio disponible.

Peugeot iOn 

Como hemos dicho son calcas con el Mitsubishi i-MIEV y el Citroën C-Zero, eso sí, cuenta con mayor equipamiento que el Mitsubishi con menor coste.

Lo mejor: El silencio.

Lo mejorable: En comparativa con las calidades y la autonomía que ofrece el mercado está justito en ambos.

Smart ForTwo Electric Drive 

El Smart ForTwo es versionado en eléctrico, convirtiéndose infalible para la ciudad. Un coche biplaza con 160 km de autonomía (120 reales). El perfecto sustituto a las motos, sin olvidar su interior, tanto en diseño como en calidad, es realmente bueno.

Lo mejor: El aparcamiento en zona urbana es facilísimo, la conducción en sí y el mantenimiento es bastante asequible.

Lo mejorable: Un precio excesivo para tratarse de un biplaza.

Smart ForFour Electric Drive 

De nuevo una versión eléctrica de un Smart, en este caso, para cuatro pasajeros. 100 km reales de autonomía lo condicionan para salidas de la ciudad, no obstante para circular por las ciudades es más que suficiente. 

Lo mejor: La conducción ágil y su diseño. 

Lo mejorable: Para lo que ofrece el mercado es poco autónomo.

Opel Corsa-e

La versión eléctrica del Opel Corsa. Opel nos ofrece un coche eléctrico de 136 CV y autonomía de 300 Km entre cada recarga, lo que nos permite una circulación autónoma por ciudad más que suficiente. Este tipo también nos permite realizar alguna escapada de la ciudad sin sustos.

Lo mejor: Etiqueta CERO, además de una marcha silenciosa.

Lo mejorable: Un precio elevado para este tipo de coche.

Peugeot e-208

Podríamos decir que el Opel Corsa-e y el Peugeot son el mismo coche, misma plataforma y mecánica lo corroboran. La elección entre ambos se apoya en dos pilares fundamentales, el precio y la estética.

El Peugeot cuenta con una autonomía real de 340 km lo que permite salir de la ciudad con total libertad sin la necesidad de recargar.

Lo mejor: Autonomía más que suficiente, conducción fácil y silencioso.

Lo mejorable: Caro para el coche del que se trata.

Hyundai Ioniq Eléctrico 

Tras un híbrido y un híbrido enchufable, aparece la versión eléctrica del compacto coreano. Centrado en darle mayor autonomía deja de lado, el lastre que supone el peso, el coste y la mecánica.

Consigue de este modo 294 km de autonomía gracias a baterías de 38 kWh.

Lo mejor: Un precio estable en comparación con la versión enchufable y un interior espacioso.

Lo mejorable: La calidad de algunas de sus partes y lo espacioso lo convierte en demasiado grande para un coche de ciudad.

Nissan Leaf 

Este modelo fue de los pioneros 100% eléctricos. Su evolución ha sido cuanto menos positiva, cuenta con una autonomía de 385 km reales, sus baterías de 62 kWh se lo permiten.

Este modelo aun así puede acoger baterías de menor carga, lo que puede ajustar un poco más el precio. Aunque el diseño del modelo puede parecer raro, este es útil, cómodo y como no silencioso.

Lo mejor: Gran espacio interior, mayor kilometraje autónomo además de un buen equipamiento.

Lo mejorable: La calidad en los plásticos puede mejorar, el precio final además del tiempo de espera de la recarga.

MINI Cooper SE

Es el 100% eléctrico de MINI. Cuenta con una autonomía de 270 km (200 reales), por lo que podemos considerar que deja bastante que desear, situándolo en la cola de los utilitarios. Mini se ha centrado en el diseño y la exclusividad, si es cierto que conducirlo es un placer, sin hablar de las prestaciones con las que cuenta.

Lo mejor: El estilo con el que cuenta, las prestaciones y el tacto a la hora de conducir.

Lo mejorable: Sistemas de autonomía muy por debajo de la competencia, es una adaptación de la plataforma de un coche convencional.

Kia e-Niro 

Este Kia y el IONIQ son prácticamente el mismo coche, la misma plataforma y mecánica lo apoyan. Sin embargo el Kia es un SUV lo que nos ofrece mayor espacio. Hablando en términos de autonomía cuenta con 455 km reales (casi increíble), sus baterías de 64 kWh facilitan esta autonomía.

Lo mejor: Sin lugar a dudas la autonomía es su punto más a favor. Además podemos añadir el formato aconsejables para ciudades.

Lo mejorable: Debes contar con buen presupuesto, cierto es que este hace falta para cualquier coche eléctrico.

BMW i3

Si no te gustan los sustos este eléctrico tiene la posibilidad de añadirle un extensor de autonomía a gasolina, eso sí, este extensor debe usarse en caso de emergencia, solo cuando sea necesario ya que no cuenta con un depósito convencional, no olvidemos

que hablamos de un 100% eléctrico.  

Lo mejor: El coche eléctrico que esperamos, lo prometido. Un diseño actual, buena calidad y prestaciones. Además si buscas exclusividad este modelo da la talla.

Lo mejorable: Lo prometido sabíamos que iba a ser costoso, maletero insuficiente y acceso al interior trasero cuando menos raro.

Kia Soul EV

Digamos que este Kia cuanto menos cuenta con un alto nivel de personalidad. La capacidad del coche es bastante buena y un equipamiento que no puede albergar ninguna queja.

Lo mejor: El coste de mantenimiento es asequible, cuenta con garantía que nos corrobora la calidad. Además la autonomía es inmejorable.

Lo mejorable: El precio, como hemos dicho a lo largo del artículo, los eléctricos no son baratos por regla general.

Hyundai Kona EV

Versionando modelos, este es la versión eléctrica del Kona. Un motor de 204 CV, potente cuanto menos, baterías de 64 kWh que sustentan una autonomía de 455 km reales, uno de los records de la lista.

Se trata de un coche compacto, urbano pero que a la vez te permite la libertad de realizar viajes considerablemente largos.

Con un punto de recarga intermedio este coche podría ir a cualquier rincón de España desde Madrid.

Lo mejor: La autonomía que ofrece y las prestaciones son increbles.

Lo mejorable: El precio, como casi todos, es el peor punto.

Volkswagen e-Golf

La versión 100% eléctrica del Golf de toda la vida nos proporciona una autonomía de 300 km (240 km reales), apoyados en una batería de 35.8 kWh. Es necesario contar con buen presupuesto para hacerte con uno, es caro, en pocas palabras.

Además toma la plataforma de un coche convencional, lo que impide aprovechar los espacios que la distribución de un coche eléctrico proporciona. Si es cierto que en poco tendrá sustituto, el ID,3.

Lo mejor: Hablamos de un Golf, la calidad y agilidad de estos coches es un punto a favor, siempre.

Lo mejorable: Que sea plataforma de coche térmico y el precio pueden no convencer.

DS3 Crossback E-Tense 

Este modelo es una versión totalmente eléctrica del térmico DS3 Crossback. A pesar de que se encuentra en el mismo nivel con el Corsa-e y el Peugeot e-206 a nivel de plataforma y mecánica estos los superan en autonomía y se ofertan a un precio mucho más bajo.

Es cierto  que se tratan de coches pequeños y a penas buscan la exclusividad. Siguiendo con el DS 3, pone a nuestra disposición un motor de 136 CV con baterías de 50 kWh, nos ofrece de este modo una autonomía real de 300 km, más que suficiente para la ciudad y aceptable para escapadas cercanas.

Lo mejor: La exclusividad en su diseño y estilo.

Lo mejorable: Precio mejorable para el tipo de coche del que hablamos.

Tesla Model Y 

El SUV de Tesla que versiona al Tesla Model 3. Un coche 100% eléctrico, con la seña de identidad de Tesla, minimalismo. Además cuenta con 2 plazas extra en el maletero. La ventaja de hacerte con un Tesla es la red de cargadores que esta compañía ha ido estableciendo por toda Europa. 

Lo mejor: La autonomía es bastante buenas y la asistencia.

Lo mejorable: La calidad no es extremadamente buena y el manejo total mediante pantalla.

Tesla Model 3 

Es el modelo que Tesla ofrece a un coste menor. 100% eléctrico con asistencia inmejorable, el minimalismo como principal intención de diseño, acompañado de una pantalla de control enorme.

Lo mejor: El comportamiento general del coche es alabable, además de lo exclusivo en su diseño.

Lo mejorable: Algunos de los detalles finales del coche dejan que desear mucho, además del plazo de entrega.

Hyundai NEXO Fuel Cell 

Como carta de presentación diremos que es el primer coche de serie de hidrógeno.

¿Qué es esto?

Pues su energía es eléctrica, evidentemente, pero proviene de una pila de combustible que transforma el hidrógeno en electricidad.

No se enchufa pero debe cargarse de hidrógeno, hecho casi imposible en España.

Lo mejor: Tecnología puntera y vanguardista, la recarga es equivalente al tiempo empleado en repostar gasolina.

Lo mejorable: Los obstáculos que impone el mercado debido a la inexistencia de hidrolineras.

Mercedes EQC

Es la versión del GLC en un coche totalmente eléctrico. Acompañado de mejoras estáticas pero con la misma plataforma. Cuenta con un motor de 408 CV y sus baterías permiten una autonomía de 416 km. Sin olvidar que hablamos de un coche prácticamente de lujo, la autonomía te permite el realizar viajes largos.

Lo mejor: Lo lujoso del modelo, la asistencia.

Lo mejorable: Al compartir plataforma con un coche térmico el peso es desmesurado e impide sacarle el máximo provecho al coche eléctrico como tal.

Jaguar I-Pace

Es el primer SUV, grande, totalmente eléctrico. Jaguar lo quiere ofrecer todo, asistencia de lujo, motor con potencia de 400 CV y tracción 4×4 (por si era poco).

Un coche totalmente destinado a carretera, un interior espacioso y cómodo, muy bien diseñado y trabajado. Su batería (90 kWh) te ofrece una autonomía de 480 km reales.

Lo mejor: Como hemos dicho es un coche inmejorable, se nota que ha sido pensado para ser eléctrico.

Lo mejorable: La perfección nunca ha sido barata.

Tesla Model S

Tesla lo quiso incluir todo en este modelo y es el que mayor autonomía tiene en todo el mercado español. Con un motor de 600 CV, tracción 4×4 y una autonomía de 610 km reales gracias a una batería de 100 kWh.

Se presenta como el mejor coche eléctrico del mercado.

Lo mejor: Exclusivo, con una estética increíble y una asistencia fantástica.

Lo mejorable: Quizás el diseño interior es recargado y la pantalla no ayuda.

Audi e-Tron 

Es la apuesta pionera de Audi por los coches eléctricos. Se trata de un SUV que compite a nivel del Jaguar i-Pace y el Model X de Tesla  en los eléctricos pemium.

Lo mejor: La calidad en los acabados y la autonomía son alabables.

Lo mejorable: El precio, como en casi todos.

Tesla Model X

La versión SUV del Model S se encuentra a la cabeza del rancking de coches eléctricos del mercado. Una batería de 100 kWh y una autonomía de 565 km reales. Con un motor de 612 CV y de nuevo un Tesla con tracción en las 4 ruedas, ofrece una aceleración prácticamente imposible para un eléctrico.

Lo mejor: Sin lugar a duda son sus prestaciones.

Lo mejorable: Las calidades no son las mejores y el peso en general es elevado. Por añadirle una pega más personal, una crítica a las puertas traseras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Coches de Renting: ¿Vale la pena?

Coches-embargados

¿Qué necesito para participar de una subasta de coches?